ActualidadRegionales

LA PAMPA SIGUE NEGANDO EL PASO DE PACIENTES CORDOBESES

Hubo Acuerdo por Urgencias pero No Dejan Pasar por Especialidades

Mientras se ha logrado un protocolo de paso para casos de urgencia y personal de salud  todavía permanece una inexplicable negación, del Gobierno de La Pampa, a dejar pasar pacientes que recurren a atención sanitaria a los centros asistenciales de Realicó desde el sur de Córdoba.

Luego que dejaron morir un vecino huidobrense por no habilitar su paso para que sea atendido por PAMI, obra social con la que hay un contrato de servicio de la Clínica Santa Teresita para más de dos mil jubilados de Huinca, Italó y Huidobro, y haber demorado dos ambulancias con pacientes en urgencias para pedirles permisos y autorizaciones, el gobierno de Sergio Ziliotto sigue negando y obstruyendo el paso de pacientes que requieren atención de salud en suelo pampeano.

Tras el acuerdo para garantizar el paso de ambulancias con urgencias y personal de salud, que van de uno y hacia otro lado de las provincias, este sábado se negaron pasos  a pacientes que iban a un especialista y surgió la polémica nuevamente.

IR Noticias Centro pudo averiguar que para el caso de pacientes que van a la Clínica Santa Teresita o la Clínica Integral ( como es el caso de afiliados de OSECAC  porque esta obra social de los empleados de comercio tiene convenio con ambas entidades o APROSS que es la obra social del Estado cordobés) y los jubilados que van a consultas diversas por afecciones que pueden comprometer su vida, solo pueden pasar por el control de Ruta nacional 35, en el ingreso a La Pampa, con un hisopado negativo con vigencia de no más de 48 horas previas.

Lógicamente un trabajador o un jubilado no pueden gastar ocho mil pesos en un hisopado privado para poder obtener atención en salud de sus coberturas sociales. Recordemos que cientos de pacientes del Sur de Córdoba acuden por especialistas en cardiología, ginecología, dermatología, oncología, pediatría, traumatología, endocrinología, gastroenterología  o por medicina general y se encuentran con  esta prohibición disfrazada con u protocolo incumplible.

La situación viola todas las cuestiones constitucionales pero eso no es novedad para funcionarios que no han mostrado humanidad en esta pandemia y no conocen los vínculos en zonas fronterizas que existen entre poblaciones e instituciones que prestan servicios. Cuando los pacientes llegan al control exhiben sus turnos y comprobantes pero los agentes informan sobre el nuevo protocolo dispuesto directamente desde casa de gobierno provincial en Santa Rosa y todas las consultas se hacen a la capital pampeana pero la prohibición se fundamenta en que son disposiciones sanitarias.

Nadie entiende semejante aberración pero el motivo sería político y es producto del enojo de las autoridades pampeanas por algunas consideraciones de intendentes, vecinos o medios de prensa del sur de Córdoba que cuestionan la inexplicable postura del Gobierno de La Pampa. La única razón valedera sería que las poblaciones del sur cordobés tienen casos activos y eso podría alentar un motivo válido pero tratándose de la salud de las personas todos los tratados y acuerdos dan prioridad al que demanda atención sanitaria y lo prioriza sobre cualquier medida preventiva.

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba